Ha llegado el fin de mes y has descubierto que te has quedado sin gas, el agua está fría y no puedes calentar o preparar tus alimentos. ¿Pero el mes pasado sí te alcanzó? No has cambiado tu rutina no tus hábitos, pero aun así cada día te alcanza menos el gas. No te preocupes, no tienes que quedarte solo con el enojo, actualmente hay muchas formas de denunciar a los comerciantes que no son justos y que abusan de la buena fe de los consumidores.

Pon atención a estas consideraciones, ya que es posible que tu gasero de confianza, no lo sea tanto.

Muchas veces el tanque estacionario se encuentra en la azotea, o en lugares poco accesibles, es por eso que no cuentan con indicadores de nivel de gas. Pero esto es necesario. Se pueden conectar en lugares más accesibles dentro del hogar para que se tenga un control real de cuántos kilos tiene y cuántos se van a comprar.

Vigile que el gasero nunca corte el suministro durante el llenado, ya que puede reiniciarse la información lo cual puede hacer que se cometan robos de importantes kilos de gas.

Verifique cuantos kilos tiene en su tanque antes de pedir que se lo llenen, sume lo que va surtir con lo que ya tiene el tanque, esta cuenta final es lo que tiene que estar en el medidor de su tanque estacionario.

Se recomienda pedir el gas por kilo y no por dinero, es decir, no pida 200 pesos, pida 20 kilogramos, etc. De esta forma puede verificar que no le están robando.

Pero nuestra mejor recomendación es tener una gasera de confianza que se preocupe por el bienestar de sus consumidores. Nosotros, Gas Económico, somos la gasera que está buscando. Llámenos, nuestros kilos son exactos y nuestro trato inigualable.



Haz tu pedido llamando al

(614) 442-4200