Ha llegado el fin de mes y has descubierto que te has quedado sin gas, el agua está fría y no puedes calentar o preparar tus alimentos. ¿Pero el mes pasado sí te alcanzó? No has cambiado tu rutina no tus hábitos, pero aun así cada día te alcanza menos el gas. No te preocupes, no tienes que ...